0

Blogs de divulgación que no enseñan nada

Leer ciencia se ha puesto de moda. Como todas las modas de internet, el tema acaba reventando por algún lado.

Al ser la moda y en este país todo el mundo sabe mucho de todo, los blogs de divulgación han crecido como setas, cuasi literalmente. La mayoría de ellos fusilan artículos que han sacado revistas de dudosa credibilidad. El más animoso se dedica a comentarla, como quién está en la taberna con los colegas. Buen ejemplo son Alt1040 o Microsiervos que fue el primer blog recopilatorio de noticias de ciencia, sí, pero no generan contenido nuevo, sólo refritos de lo que han refrito otros.

Luego están aquellos de nueva generación cuyo ego a causa de su repentino éxito se te sale del monitor, cansinos como ellos solos y que además predican con la ”antimagufería” pero no saben diferenciar el límite entre una cosa y otra, clarísimo ejemplo es Amazings que colabora con ¡No puede ser! La revista Quo, aquella que prometía una memoria de elefante usando reglas nemotécnicas. Jamás se me habría ocurrido recordar algo así.
Al ser muchos los colaboradores de este blog, generan contenido nuevo y variado, sí, pero han rallado tanto en todos los lados con su cruzada antimagufos que casi lo han convertido en un dogma, a parte del tema de los egos y los correspondientes dramas con portales de noticias color naranja. Si la gente es tonta, dejadles creer lo que les dé la gana. La evolución les ha hecho así por una razón.

Otro de los fallos que muchos bloggers de divulgación cometen, y lo habrán podido comprobar por las estadísticas, es que no saben condensar los post. Se lían la manta a la cabeza y hale. Presentan post kilométricos, densos, nada dinámicos y llenos de tecnicismos a gente que no es científica, luego esperan que se coman semejante ladrillo y les aplaudan. No se puede divulgar así, te van a leer los 3 gatos que saben del tema, que tienen mejores cosas que hacer y se saltarán párrafos. Los demás habrán ido a Wikipedia a leerse el artículo, con las fotitos y a pincharle a todos los links ¿Quién no ha hecho eso alguna vez?
Divulgar no es nada fácil, si lo resumes mucho el que sabe te dirá ”te has comido cosas” y si te extiendes, el que no sabe pero tiene curiosidad verá semejante tostón y lo leerá por encima, porque la gente en internet no lee las cosas largas. Pasan directamente, para eso se van a leer un libro espatarrados en el sofá y sin que la pantalla les derrita las retinas.

Tenía un profesor (al que odiaba, por cierto, pero a veces tenía razón) que decía ”A la gente hay que darle las cosas en pildoritas pequeñas”.

En fin, siempre nos quedará Yuri.