0

Publicidad hasta la muerte

Hace una semana que murió Steve Jobs. El mundo quedó conmocionado por la pérdida de un genio. La red se llenó de alabanzas, todo el mundo le quería, homenajes. Salió en todos los medios de comunicación, desde blogs pequeños hasta portadas de periódicos, se abrían telediarios con ello. Todo por la muerte del cofundador de una de las compañías más grandes actualmente.

Una semana después nos enteramos de que Dennis Ritchie ha muerto. ¿Quién era ese? ¿Alguien conocido? Sí, el co-creador de Unix y el creador del lenguaje C. Pero eso no es bonito, eso no tiene un logo distintivo, eso no vende. Por lo tanto, sus creaciones no han tenido ninguna repercusión, no han supuesto una revolución informática como fueron los Macs o los iPhones. No tendrá a todos los blogs escribiendo media docena de entradas sobre su obra y milagro, ni habrá palabras de presidentes en su honor, o de famosos comparándole con algún inventor. La gente no se pondrá su foto ni su logo como avatar o firma. Tampoco irán a poner velas o flores delante de… ¿alguna tienda de Unix?

Que se magnifique los dispositivos de Apple y se olvide que desde hace años se basan en Unix, es lo normal. Que más da quién crease Unix, no lo puso en una caja bonita, ni supo hacerlo de aluminio. Y esto seguirá pasando en un futuro. Ya se mencionaba a Jobs como fundador de Apple, dejándo de lado a la otra mitad. Y volverá a pasar cuando Bill Gates muera y se diga que él inventó los PC’s.